reparar iphone rotoDesde un sensor de huellas que no funciona a un botón bloqueado, pasando por una pantalla rota o mil problemas más. Los móviles no están libres de peligro por mucho que los cuides y, en algún momento, es probable que tu iPhone necesite una reparación.

Mucha gente opta por llevarlo a cualquier tienda buscando únicamente un precio más barato, pero en el post de hoy queremos contarte por qué es mucho mejor que confíes en un. Sí, probablemente te costará un poco más, ¿pero acaso tu iPhone no lo vale?

Motivos por los que reparar tu iPhone en un centro de confianza

Aunque podríamos darte una lista mucho más larga, queremos explicarte los 3 motivos principales por los que deberías llevar tu móvil a reparar a un servicio técnico autorizado por Apple.

#1 Por la calidad de la reparación

Un servicio técnico autorizado es aquel que cuenta con la aprobación de Apple para arreglar sus dispositivos. Esto quiere decir que cuando llevas a reparar tu iPhone a uno de estos centros, lo estás dejando en manos de una persona que se ha formado específicamente para arreglar este tipo de terminales. Y, claro está, estos conocimientos se traducen en que las reparaciones tendrán una mayor calidad y serán más fiables que las de otros centros no autorizados.

#2 Porque tendrás la mayor comodidad

Apple quiere que puedas disfrutar de tu dispositivo cuanto más, mejor. Y eso significa que las reparaciones son rápidas y ágiles, pero también cómodas: servicio de recogida y entrega a domicilio, presupuestos sin compromiso, reparaciones en el mismo día… Confiar en un servicio técnico autorizado para reparar tu iPhone es sinónimo de saber que tu móvil está en las mejores manos y que las molestias para ti son mínimas.

#3 Porque no te expones a que Apple te sancione

Sucede poco, pero sucede. ¿Has oído hablar del Error 53? Los primeros casos de este problema se dieron en 2015, cuando los usuarios fueron a actualizar a iOs 9 y su terminal acabó bloqueado. ¿El motivo? Habían reparado el lector de huellas de su móvil en tiendas no autorizadas, y Apple decidió bloquear los terminales porque no confiaba en estas reparaciones. Así que no te la juegues: si necesitas reparar tu iPhone, ¡contacta siempre con un servicio técnico autorizado!