Hoy vamos a hablarte de un error que se da con más frecuencia de lo que te imaginarías en los dispositivos Apple: los problemas de compatibilidad. Estos problemas pueden darse al conectar accesorios, instalar aplicaciones o, incluso, al actualizar el sistema operativo. Si lo has vivido alguna vez y no has sabido qué hacer, ¡hoy te contamos cómo dar con la solución!

Problemas de compatibilidad con accesorios Apple

Problemas de compatibilidad entre dispositivos appleEste problema puede presentarse al comprar cualquier accesorio Apple, como unos auriculares, o incluso con los mismos accesorios que vienen en la caja del iPhone, por ejemplo. El mensaje que suele aparecer es que “Este accesorio no es compatible con el dispositivo” y no hay forma de que lo detecte. Estos son los pasos que debes seguir para solucionarlo:

  • En primer lugar, asegúrate de que el accesorio que has comprado sea realmente compatible con un dispositivo Apple, por mucho que el vendedor o vendedora te haya asegurado que sí.
  • Si puedes, prueba el accesorio con otro dispositivo Apple para comprobar si el problema está en el accesorio o en tu dispositivo.
  • Restaura el dispositivo con iTunes para actualizar el software. Es la forma más fácil de acabar con un problema de compatibilidad.
  • Si esto no funciona, restáuralo a los valores de fábrica. Así suelen arreglarse la mayoría de problemas de este tipo.
  • Si el problema persiste, te tocará pasar por el servicio técnico de Apple

Problemas de compatibilidad con apps de Apple

Si los problemas de compatibilidad entre dispositivos y accesorios pueden acabar con una visita al servicio técnico, los problemas de compatibilidad con las aplicaciones suelen tener soluciones mucho más sencillas. Simplemente, cuando recibes un error de compatibilidad relacionado con una app deberás acudir a la AppStore para actualizarla a la última versión de iOs. Puede darse el caso de que el desarrollador no la haya actualizado: en este caso, tendrás que buscar una app similar o asegurarte de que los mismos desarrolladores no hayan creado una versión nueva de la app, con otro nombre, para el nuevo iOs.

Problemas de compatibilidad con iOs

Este suele ser uno de los problemas más peliagudos cuando tienes un dispositivo Apple. Puede llegar el momento en que tu iPhone, por ejemplo, ya no sea compatible con las nuevas versiones de iOs y no permita actualizaciones. En estos casos poco puedes hacer, ya que cuanto más antiguo es el dispositivo más complicado es que pueda actualizarse a versiones más nuevas y potentes del sistema operativo.

Desde la web oficial de Apple puedes comprobar qué dispositivos son compatibles con la última versión de iOs (en este caso, la 12). Si tu dispositivo está en la lista y aun así tienes problemas al actualizarlo, prueba a seguir los pasos que te hemos comentado más arriba: restáuralo con iTunes, prueba a restaurar los valores de fábrica y, si sigues teniendo problemas, soluciónalo con una visita rápida al servicio técnico de Apple.