Mac no arranca en modo seguro¿Has intentado arrancar tu Mac como de costumbre y no lo has conseguido? Hoy queremos explicarte cómo arrancar tu Mac en modo seguro para solucionar muchos de los problemas que hacen que estos dispositivos no se inicien con normalidad. ¡Vamos allá!

Cómo arrancar el Mac en modo seguro para solucionar problemas

Utilizar el modo seguro te servirá cuando tu Mac no se inicie de la forma habitual o te esté dando problemas al arrancar: quedarse congelado, mostrar la pantalla en negro y muchas otras situaciones. El modo seguro es un método de arranque diseñado para resolver diferentes tipos de errores; para iniciarlo, debes:

  • Desconectar cualquier periférico, excepto el teclado y el ratón
  • Cuando el Mac se esté reiniciando, mantén pulsado el botón Mayus
  • En la pantalla te saldrá el logo de Apple y una barra de carga del sistema (este proceso puede tardar unos minutos)
  • Cuando aparezca la ventana de inicio de sesión puedes soltar el botón Mayus
  • Si el disco de arranque está cifrado con FileVault puede que el sistema te solicite varias veces la clave de inicio de sesión

Para asegurarte de que estás en modo seguro, accede a la información del sistema haciendo clic en el icono de la manzana/Acerca de este Mac/Informe del sistema/Software: en el apartado modo de arranque debería poner “Seguro”. Ten en cuenta que, precisamente porque se ha diseñado para corregir errores, algunas funciones de tu Mac pueden estar limitadas o directamente bloqueadas al iniciar en modo seguro.

Si mantienes Mayus apretado durante el arranque, pero no aparece el logo de Apple, puede haber algún problema que impida iniciar el modo seguro. En estos casos el problema puede ser la pantalla: si oyes ruidos de ventilador o del disco duro y el led se ilumina, pero no ves nada, es que tu dispositivo recibe alimentación, pero no puede mostrar imagen. Por lo tanto, asegúrate bien de que el problema no reside en la pantalla.

Otra opción de que tu Mac no arranque en modo seguro puede ser un problema de alimentación. Descarta posibles fallos en conectores; asegúrate de que el Mac está bien enchufado a la corriente y de que, tanto los cables como el enchufe, funcionan correctamente. Quizá se ha quedado sin fuente de alimentación y, por este motivo, no consigues arrancarlo.

Si tu Mac no arranca en modo seguro…

Si has seguido todos estos pasos y, aun así, no consigues arrancar tu Mac, te toca pasar por el servicio técnico. Pide cita a un centro de reparación autorizado por Apple para que revisen a fondo tu dispositivo: es la mejor solución para poder repararlo y que tu Mac siga pasando contigo muchos años.

Eso sí, asegúrate de acudir a un servicio técnico oficial o a una tienda autorizada, porque solo así tendrás las máximas garantías de calidad tanto en la reparación como en la privacidad y la seguridad de tus datos.