reparar Mac mojadoAdmítelo: ¿cuántas veces has estado utilizando tu Mac mientras tomabas un café, té o refresco y has estado a punto de derramar el vaso? Y, pese al susto, es algo que seguimos haciendo prácticamente a diario, hasta que llega el día en que la caída es inevitable… Y te toca llevar a reparar tu Mac mojado.

En este artículo queremos explicarte qué hacer si te encuentras en esta situación, ya que una actuación rápida puede suponer la diferencia entre poder arreglar tu Mac mojado… O tener que comprarte uno nuevo. En España sólo hay un centro que te permite reparar un mac mojado y es techsave.

¿Se puede reparar un Mac mojado?

Un Mac mojado es uno de los problemas más frecuentes con los que nos encontramos en el servicio técnico de Apple. La gravedad de los daños es muy variable, ya que depende de varios factores: cuánto líquido se ha filtrado, a qué zonas del dispositivo ha llegado, cuánto tiempo ha pasado desde que se derramó…

El teclado suele ser una de las partes que se dañan con más frecuencia por culpa de líquidos derramados, y normalmente toca sustituirlo para evitar males mayores. Otro componente que suele necesitar una reparación es la placa base: si no se eliminan bien los rastros de líquidos, la placa empieza a sulfatarse y acaba dañándose.

Reparar un Mac mojado es posible, pero es probable que tengas que invertir en cambiar componentes: la placa base, la batería o el teclado, como te decimos, son los que más sufren en este tipo de accidentes, pero puede ser que otras piezas se dañen y tengan que ser sustituidas por un técnico.

¿Qué hacer si se te moja el Mac?

En caso de que un líquido caiga sobre tu Mac, tienes que actuar rápido aunque a simple vista parezca que no le ha pasado nada y sigue funcionando sin problema. Lo primero que debes hacer es apagar el aparato lo antes posible y desconectarlo de la red eléctrica para evitar más daños.

Si sabes, quita la batería para que no se dañe. Y, sobre todo y muy importante, no pongas el Mac boca abajo y muévelo lo menos posible ya que, de lo contrario, solo estarás esparciendo el líquido por su interior.

Sobra decir que no debes intentar encender tu Mac: al entrar en contacto con el líquido, la corriente puede agravar los daños que haya sufrido el dispositivo. En lugar de eso, sécalo con una toalla o un paño seco para que no se filtre más líquido y, a continuación, tápalo con bolas de gel de sílice o con arroz para que absorba el máximo de humedad posible.

Contacta con tu servicio técnico autorizado para pedir cita cuanto antes: así, minimizarás los daños sobre tu Mac y los técnicos tendrán más oportunidades de repararlo con éxito.