seguro applecareSi hay algo que todos sabemos, es que los iPhone no son dispositivos baratos. Las reparaciones de pantalla, por ejemplo, suelen ser caras y cualquier usuario de iPhone empieza a sudar frío al pensar en la posibilidad de que le roben el terminal. Ante este tipo de problemas, lo mejor es contratar un seguro para el iPhone, ¡así que vamos a hablar un poco sobre este tema hoy!

Contratar un seguro para iPhone en una compañía de seguros

Hoy en día existen un sinfín de compañías que ofrecen seguros para iPhone. Desde la propia compañía telefónica donde tengas la línea hasta firmas de seguros tradicionales que han ampliado su línea de cobertura hacia este tipo de pólizas. En este artículo vamos a explicarte cuáles son las coberturas más habituales que encontrarás en este tipo de seguros, aunque debes tener en cuenta que las garantías finales dependerán de cada compañía y del tipo de póliza que contrates. Cuanto más básico sea tu seguro para iPhone, menos coberturas adicionales tendrás.

¿Qué coberturas suele tener un seguro para iPhone?

Los seguros para móviles, en general, suelen tener coberturas en tres frentes:
• El robo. Normalmente solo se hacen cargo si es un robo con fuerza, no si se trata de un hurto: si te han robado el móvil de la mochila sin que te des cuenta, muchas pólizas te pondrán impedimentos para abonarte el importe.
• El uso fraudulento. Esta cobertura protege ante las llamadas o compras realizadas después de que te hayan robado el móvil. Por regla general, necesitarás tramitar una denuncia para que la compañía se haga cargo del coste.
• Las roturas. Aquí el nivel de cobertura variará dependiendo del tipo de póliza que tengas, como sucede con los coches. Normalmente se hacen cargo de roturas de pantalla, golpes, etcétera: es decir, lo que suele conocerse como daños accidentales.
Antes de contratar tu seguro para iPhone en una u otra compañía, lee bien la letra pequeña de la póliza. En muchos casos encontrarás periodos de carencia en los que no podrás solicitar determinados servicios. Una carencia es un plazo de tiempo que debe transcurrir entre el momento que contratas la póliza y cuándo puedes pedir determinados servicios. Por ejemplo, puede que no puedas solicitar una reparación de pantalla hasta que hayan pasado 3 meses desde que contrataste la póliza o denunciar un robo hasta 6 meses después de la contratación. Esto sucede porque, así, las compañías se aseguran de que no contratas el seguro para solucionar un problema que ya tenías previamente.

Contratar el seguro AppleCare+

AppleCare+ es un servicio adicional de Apple, un seguro con el que tendrás hasta dos años de asistencia técnica y cobertura en la reparación del hardware de tu móvil (es decir, de los componentes). Incluye dos asistencias al año por daños accidentales en las que solo se te cobrarán 29 € si es una rotura de pantalla o 99 € si se trata de otro tipo de daños.
Además, también tendrás cobertura para sustituir la batería si pierde capacidad, así como para los auriculares y otros accesorios incluidos con el iPhone. Por supuesto, este seguro para iPhone también contempla la posibilidad de sustituir tu dispositivo por otro nuevo si este está defectuoso.
AppleCare+ te ofrece asistencia a través de las Apple Store y también vía telefónica. De este modo, muchos de los problemas comunes relacionados con el funcionamiento del dispositivo y del sistema operativo pueden resolverse rápidamente por teléfono, hablando con un técnico especializado.